Pasajes en avión: El viaje inicia mucho antes de llegar a tu destino



Obtener pasajes en avión debe ser necesariamente un sinónimo de placer, y no de estrés. Y es que entre los innumerables portales web que existen, como Avantrip por ejemplo, podés encontrar un sinfín de opciones que facilitarán todo lo relacionado a la adquisición de pasajes en avión.

Sí, así de fácil como se lee: desde cualquier plataforma digital con acceso a internet se le brinda a los internautas la facilidad de indagar, consultar, comparar y, por supuesto, hasta comprar boletos o paquetes que se adapten a sus presupuestos y a sus necesidades o deseos.

Claro, se pueden presentar ciertas limitaciones si se compara este medio de venta con aquellos donde el cliente va directamente a la agencia de viajes y se explaya a preguntarle todas sus inquietudes a una persona capacitada para tal fin. Aunque, con todo y eso, la tecnología pareciese que ya solventó ese detalle.

Derribando mitos: Los contras de comprar pasajes en avión por internet

En consonancia con lo expuesto en el párrafo anterior, relacionado a las limitaciones de comprar por internet, es necesario aclarar ciertos detalles técnicos para todas aquellas personas interesadas en probar está cómoda y rápida modalidad.

Si bien es cierto que en este proceso los únicos involucrados son la máquina y el probable consumidor, detrás hay toda una compleja y completa red tecnológica diseñada exclusivamente para atenderlo y guiarlo de la mejor manera posible. Todo en aras de “humanizar” las transacciones.

Esto es observable en innumerables estrategias informativas que, hoy en día, se usan en cualquier sitio web, como lo son por ejemplo la sección de “preguntas frecuentes”, o la de “contacto”. Es más, aquí también se encuadran los apartados relacionados con la opinión, los testimonios o las anécdotas de otros usuarios.

Ventajas de solo hacer clic

En pleno siglo XXI, salir a recorrer la ciudad con la intención de ubicar agencias de viajes debería ser un tema del pasado; por el mero hecho de no ser funcional. Es decir, no se puede comparar, en términos de productividad, el volumen de información que se puede recolectar en la web con varias visitas presenciales.

No es igual, las experiencias son completamente distintas. A modo de ejemplo ilustrativo, imaginá que vos decidís apersonarte al establecimiento, pero estaba cerrado o se agotaron los pasajes que tú estás necesitando. Entonces, repites los recorridos las veces que sean necesarias hasta obtenerlos.

Sencillamente, desgastante y agotador. Luego de todo ello es completamente comprensible que planificar un viaje pueda hacerse cuesta arriba. ¿Cómo sería la misma búsqueda online? Desde cualquier navegador, se coloca el destino a visitar y en cuestiones de segundos tenés millones de respuestas relacionadas.

Seleccioná tu opción

En este punto, vos notarás que este tipo de portales se encargan de diseñar herramientas dinámicas a través de las cuales el interesado pueda realizar las cotizaciones pertinentes. Por lo general, siempre te piden: número de niños y adultos, destino o ruta, fecha de ida y fecha de regreso.

Claro, los formatos entre página y página puede que varíen un poco, pero básicamente siempre pedirán los mismos datos..

Aspectos legales a tener en cuenta

Sin duda alguna, viajero prevenido vale por dos. En algún momento de la cadena, antes de pagar, lo mejor es que te detengas a analizar “las líneas pequeñas del contrato”: ¿El boleto es reembolsable? ¿Es transferible? En caso cancelaciones, ¿cuál es el porcentaje que se cobra por sobrecargo?

¿Qué servicios adicionales incluye? Si se tratase de una promoción, ¿hasta cuándo está vigente? ¿Se especifican bien los precios o porcentajes de descuento? Todo esto y más es información clave que debés manejar. En parte para evitar malos entendidos, estafas o afines.

Atento con el adecuado manejo de las plataformas digitales

Una quizás de las más frecuentes y constantes preocupaciones, al momento de concretar cualquier obtención online, viene de la mano con los niveles de seguridad que la página web puede ofrecer. Pues, los piratas o hackers informáticos están a la orden del día.

En estos casos lo más recomendable es verificar el nivel de confiabilidad que tiene la página y cuán segura aparenta ser la conexión. Además, hay que estar muy atentos, sin caer en paranoias pero con los sentidos en alerta sobre todo el de la vista, para leer muy bien los términos y las condiciones.

Pero, sin duda, es aún más necesario estar pendiente y concentrado cuando se introducen los datos del instrumento con el cual se va a cancelar. Una vez hecho el pago, revisá si te debitaron el monto acordado; y gestioná los últimos detalles, en caso que lo amerite.

Consideraciones finales

El mundo evoluciona a pasos agigantados y no utilizar todas las innovaciones que se han creado o dispuesto para el disfrute de todos, sería ignorar el valioso aporte que le dan a la vida del ser humano. Sobre todo en la medida que este último las aprende a utilizar.

Con estos consejos, al menos, podés abordar el tema, adentrarte en él y comenzar con la adquisición de tus pasajes en avión. Si la cuestión se vuelve rutinaria, considerá la posibilidad de afiliarte a un plan de millas. Y recordá contratar los servicios de un seguro de viaje.

Ahora sí, comenzá a empacar solo lo necesario; asiste tres horas antes del momento estipulado para el despegue y preparate para disfrutar un viaje sin igual. Siempre que, claro, lo hayas planificado todo con la debida cautela y anterioridad.




Deja tu comentario
Tu Comentario